KÉRASTASE FABRICA EN ESPAÑA SUS PRODUCTOS  PARA TODO EL MUNDO

Kérastase fabrica en España

sus productos para todo el mundo

  • Esta producción tiene lugar en la Fábrica Internacional de Productos Capilares de L’Oréal en Burgos, pionera en impacto social y medioambiental, y que este año celebra su 50 aniversario.
  • La marca de lujo número uno de tratamiento profesional del cabello está liderando el crecimiento de las exportaciones de la Fábrica gracias al empuje de China y su alta demanda de marcas de lujo.
  • Todos los envases de los champús de Kérastase están ya este año hechos al 100% de plástico reciclado y, para 2025, todos sus envases serán rellenables, reutilizables o reciclables.

Burgos, 16 de diciembre de 2021 – Kérastase, marca de lujo número uno para los profesionales de la peluquería perteneciente al Grupo L’Oréal, fabrica todos sus productos en España para más de 60 países en todo el mundo. En concreto, esta producción tiene lugar en la Fábrica Internacional de Productos Capilares de L’Oréal en Burgos, pionera en industria sostenible 4.0 gracias a su impacto social y medioambiental, y que este año celebra su 50 aniversario.

Creada en 1964, Kérastase ha construido su éxito en ofrecer productos capilares de máxima calidad y tratamientos a medida en el salón. La marca fue pionera en la creación de los primeros tratamientos para el cuero cabelludo, la primera mascarilla capilar y la primera gama solar. Todo impulsado por la investigación científica y el conocimiento profesional y una innovación avalada por el Grupo L’Oréal, compañía de belleza que más invierte en I+D con 964 millones de euros (3,3% de su cifra de negocio) y que cuenta con el mayor centro de investigación del cabello, con 400 investigadores.

Exportación del ‘made in Spain’ a más de 50 países

Con 189.000 m2 de superficie, 42 líneas de envasado, 110 formatos distintos y más de 4.500 referencias activas, cada día salen de la planta burgalesa un millón de productos a todo el mundo de marcas de peluquería como Kérastase, L’Oréal Professionnel Paris, Redken o Shu Uemura, Además, mantiene su compromiso con España ya que el 35% de sus proveedores son españoles. De ser una fábrica local que nació en 1971, en 2008 se convirtió en fábrica internacional y hoy exporta el 94% de su producción (el 67% de los destinos, países europeos). En los últimos tres años, la planta ha aumentado un 8,5% su producción debido al creciente interés de los mercados internacionales y el incremento de producción de los productos de marcas de peluquería.

Kérastase, que cuenta con una comunidad de unos 150.000 peluqueros, está liderando el crecimiento de las exportaciones de la Fábrica gracias al empuje de China (mercado a un +78%) y a su alta demanda de marcas de lujo, lo que ha motivado que el país asiático sea ya el tercer mercado de la fábrica de Burgos, solo por detrás de Francia y Reino Unido. En palabras de Juan Ordóñez, director general de Kérastase en España: “El hecho de que Kérastase, una de las marcas de cuidado capilar más queridas y demandadas en todo el mundo se produzca en España ha jugado, sin duda, un papel muy relevante para convertirla en el referente global que hoy es”.

El crecimiento de la marca acompaña al del sector de la peluquería profesional en nuestro país. Según datos de Stanpa, el mercado profesional en España facturó en 2020 más de 312 millones de euros, con un crecimiento de +28% en el primer trimestre, y donde Kérastase casi duplica el crecimiento del mercado. A cierre de septiembre de 2021, la división de Productos Profesionales del Grupo L’Oréal, donde se engloban sus marcas de peluquería, facturó 2.724 millones de euros, con un incremento del 28,7% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Como parte del programa de sostenibilidad del Grupo, ‘L’Oréal for the Future’, Kérastase cuenta además con un fuerte compromiso para mejorar su impacto en el planeta, utilizando la innovación para reducir su huella hídrica y preservar los recursos naturales, haciendo que tanto los peluqueros como los consumidores sean partícipes a través del consumo responsable. En concreto, la marca tiene como objetivo de sustituir el plástico virgen por plástico reciclado de todos sus envases para 2030 y, para 2025, éstos también serán rellenables, reutilizables o reciclables. Este año, el 100% del plástico utilizado en sus envases ya está producidos con materiales reciclados. Además, cuenta con un programa de aprovisionamiento solidario para la recogida del aceite de argán en regiones de Marruecos, para beneficiar a las comunidades locales de mujeres.

Una fábrica pionera en el impacto medioambiental y social

La Fábrica Internacional de Productos Capilares de L’Oréal en Burgos es además pionera en el desarrollo de proyectos sociales y medioambientales. Fue una de las primeras del Grupo en alcanzar la neutralidad en carbono en 2015 gracias a la puesta en marcha de una central de trigeneración por biomasa que permite que toda la energía que consume sea 100% renovable. Tan solo dos años más tarde, la planta marcó un nuevo hito al convertirse en la primera fábrica “waterloop” de L’Oréal en el mundo. Esto significa que solo utiliza agua como materia prima y para el consumo humano, al contar con un sistema de circuito cerrado que recupera y recicla el agua de su fase de producción y que posibilita un ahorro de 28.000 m3 litros cada año, el equivalente a más de 10 piscinas olímpicas.

Como parte de su labor de precursora en el desarrollo de iniciativas de responsabilidad social orientadas a generar valor en las comunidades, la planta trabaja desde hace más de 35 años con centros especiales de empleo y gracias a ello, unas 170 personas logran un puesto de trabajo cada año. Además, desde 2017 promueve la integración laboral de personas en riesgo de exclusión en la industria de la región a través de la Escuela de Excelencia Industrial, una iniciativa que ha formado a más de 70 personas a lo largo de sus cuatro ediciones y que actualmente cuenta con un índice de empleabilidad superior al 70%.