78

Nuestro primer tubo de cosméticos que incluye cartón certificado

L'Oréal y Albéa lanzan el primer tubo cosmético que integra material certificado a base de papel

Para L'Oréal, ofrecer envases responsables y sostenibles para nuestros productos es tanto un gran desafío, como un compromiso clave. Adoptar un enfoque como este, significa repensar nuestros productos de manera integral, desde el diseño hasta el reciclaje posterior al uso de los envases.

Es en esta línea que en mayo de 2020, L'Oréal lanzó su primera generación de envases innovadores que incorporan cartón y, por lo tanto, contienen menos plástico que los tubos de plástico estándar. Esto permitió reducir la cantidad de plástico utilizado por las marcas Garnier Bio y La Roche-Posay en un 49% y un 45% respectivamente.

Esta innovación disruptiva en el embalaje responsable nació de una asociación con conciencia ambiental entre dos expertos de la industria cosmética: L'Oréal y Albéa y permitirá a las marcas del grupo L'Oréal reemplazar la mayoría del plástico que se usa actualmente en sus tubos por un nuevo material similar al papel certificado y de base biológica. El beneficio ambiental de esta innovación se evaluará con el Análisis del ciclo de vida, la herramienta más avanzada para evaluaciones integrales y multicriterio del impacto ambiental.

Desde 2007 hemos estado mejorando constantemente la huella medioambiental de nuestros envases. Hoy vamos un paso más allá y lanzamos esta nueva tecnología basada en papel certificado ”, declaró Philippe Thuvien, director de envasado y desarrollo de L'Oréal

En el caso de La Roche-Posay esta tecnología innovadora se lanzó por primera vez con la gama de productos de protección solar Anthelios en Francia en el verano de 2020 y ahora se está implementando en más de 10 países, incluido Chile con la franquicia Lipikar. Además, las fibras de cartón utilizadas en este tubo están certificadas FSC, lo que significa que provienen de bosques gestionados de forma sostenible.

Para optimizar nuestro empaque, hemos implementado una amplia gama de iniciativas complementarias:

  • utilizar materias primas recicladas;
  • reducir peso y volumen;
  • utilizar materias primas de fuentes renovables en lugar de otras materias primas siempre que sea posible;
  • posibilitar la recarga de envases y embalajes en casa o en puntos de venta para limitar los envases de un solo uso;
  • eliminar los envases a través de fórmulas innovadoras como los productos cosméticos sólidos.